The Glossy Girls » El mejor spa del mundo

7 junio 2019

El mejor spa del mundo

Buenos días,

Hoy os quiero hablar del mejor de Spa del mundo. Sí lo digo así, sin dudarlo en absoluto, porque después de recorrerme medio mundo visitando los centros más exclusivos del planeta os puedo asegurar que el Maya Spa del Hotel Azulik en Tulum, es sin lugar a duda, el mejor en el que he estado jamás.

Este spa se inauguró en septiembre de 2017 y desde ese mismo año lo dirige Gabriela Cerdio, que ha pasado por sitios muy muy top. Ella misma me recibió en la entrada para presentarme el espacio, hablarme del tratamiento que iba a recibir y comentarme su concepción holística a la hora de tratar a cada una de las personas que nos tumbamos en sus camillas.

Lo primero que te llama la atención del Maya Spa es la arquitectura, ya que el hotel entero está suspendido en la selva y está prácticamente construido a base de maderas locales, techos de paja y toda clase de materiales que conjugan perfectamente con la selva. De hecho todos los pasillos que te conducen a las diferentes estancias del complejo son espectaculares pasarelas que cruzan de árbol a árbol. Así que os recomiendo dejaros los tacones en casa! A la entrada del spa hay una especie de botica o casa de medicina ancestral, donde se preparan muchos de los ungüentos y esencias que se utilizan para los tratamientos. Además, si buscas algo personalizado puedes conseguir que un especialista te recete los productos que mejor te van. Una vez pasas la recepción hay un vestuario donde te dan un albornoz (de tu talla, algo que parece una tontería, pero que yo agradezco una barbaridad por eso de no ir como un payaso por los sitios) y unas zapatillas para que de ahí pases a la sala de espera donde te encuentras a tu terapeuta con bebidas frías y calientes por si quieres tomar algo antes de empezar.

Yo elegí el tratamiento “Renacer Maya” (aunque en realidad es un protocolo que dicen que te elige a ti cuando más lo necesitas…), que más que un masaje es un ritual de dos horas que trata de hacerte un detox exterior e interior. Tuve la inmensa suerte de darme el masaje en una de las cabinas al aire libre que se encuentra suspendida sobre el mar y que podéis ver en estas fotos.

La cabina es una piscina en sí ya que todo el suelo tiene como diez centímetros de agua para que, cuando la terapeuta se mueva, escuches el sonido del agua tras sus pasos. El protocolo empieza con un exfoliante ligero en todo el cuerpo, que se realiza mediante un masaje my placentero. Después le sigue una mascarilla facial, corporal y capilar a base de arcilla maya y miel que ha de actuar durante veinte minutos, durante ese tiempo, la terapeuta hace unos cánticos y toca instrumentos mayas para que tu mente se conecte con el presente y la energía empiece a fluir. Para enjuagarte el ungüento, te sumerges en una de las piscinas que hay en la cabina, son de agua salada y al entrar están decoradas con pétalos de todos los colores. Después al agua se le añade una mezcla de hierbas y un ramillete donde te aconsejan pongas todos tus recuerdos y pensamientos negativos para después arrojarlos al mar. Una vez que estás lista bajas por unas escalerillas al mar y tiras el ramillete para olvidar todo lo malo y resetear tu cabeza.

Más tarde empieza el masaje relajante y los desbloqueos que tengas en cualquier parte del cuerpo. A mí, personalmente, me llamó mucho la atención el desbloqueo que me hicieron a la altura del corazón. Mediante presiones moderadas, la terapeuta iba buscando puntos de dolor y presionándolos para que la tensión se soltara. Insistió bastante en la zona y me dijo que posiblemente, tres o cuatro días después, siguiera con sensación de agujetas. Algo que se ha cumplido al pie de la letra. una vez terminamos el desbloqueo, me quedé muy liberada, como si el aire entrase de una manera mucho más fluida hacia mis pulmones, incluso pudiendo inspirar más profundo.

Poco a poco te levantas de la camilla y, en mi caso, fui a darme una ducha fría para entrar en el baño de vapor. Que, al igual que todos los rincones del spa, es una especie de horno ancestral con paredes de azulejos absolutamente espectacular. En el baño de vapor estuve unos quince minutos, donde eliminé todas las toxinas que me quedaban por soltar y, os aseguro, que eran bastantes porque las toallas blancas que te dan para cubrirte mientras estás dentro, salieron con algo de suciedad.

Tras terminar me di una vuelta por el resto de estancias y descubrí el Domo Azulik (donde se realizan las clases de yoga), los temazcales, las cabinas climatizadas y el espectacular centro de peluquería y estética.

Vista del Domo, donde se realizan sesiones de yoga matutinas, talleres y eventos Beauty

Interior del salón de belleza, que acaba de cumplir un año. Además de la peluquería, cuenta con un espacio manipedi y una sala reservada para caballeros.

Así que, si como yo sois unas locas de los tratamientos especiales, os recomiendo de todo corazón este lugar único en el mundo
Paola
@paolasaezdemontagut

 


Etiquetas: , , , , ,

1 comentario

  • 1. marga villalonga  |  14 junio 2019 - 18:40

    La próxima vez no me lo pierdo, que pasada!!!!besitos

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


+ 4 = siete

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS