The Glossy Girls » Mi primera experiencia beauty Mexican

11 febrero 2019

Mi primera experiencia beauty Mexican

Buenos días a todas,

Por fin he ido a probar un tratamiento en uno de los spas más espectaculares de la Riviera Maya: el del Hotel Esencia. Se trata de un espacio muy especial porque la arquitectura es sencilla, los materiales con los que está construido son bastante naturales y los espacios son muy amplios. Además todas las estancias tienen una cristalera enorme que da a la selva. Así que mientras te hacen un tratamiento puedes ver millones de animalitos selváticos andando a sus anchas por tu ventana.

Para mi primera experiencia Beauty decidí darme un masaje deportivo, porque tengo la espalda bastante contracturada y me apetecía algo potente. Lo primero que me llamó la atención es que la primera estancia del spa es una cocina orgánica. Cuando me anunciaron el nombre pensé que era donde preparaban las infusiones y tentempiés que te suelen ofrecer post tratamiento, pero cuál fue mi sorpresa cuando la terapeuta me explicó que ahí era donde preparaban todas las lociones, scrubs,  aceites esenciales, etc… que se utilizan para todos y cada uno de los tratamientos.

Después de darme una vuelta por todo el recinto pasé a mi cabina, que por cierto olía fenomenal. Me tumbé en la camilla (alucinante lo suavecitas que eran las sábanas con las que me taparon) y empecé a disfrutar de uno de los masajes más terapéuticos que he disfrutado jamás. Poco a poco todos los nudos de mi espalda se fueron deshaciendo, es verdad que con un poco de dolor, pero notaba como la espalda se iba relajando y empezaba a liberar todas las tensiones que llevaba acumuladas. Por último me estiraron todo el cuerpo mediante flexiones y extensiones que me vinieron fenomenal.

Después me dejaron un tiempo de relax y, cuando me vestí, me invitaron a pasar a la zona de relajación donde te dan un té de manzana, jengibre y limón buenísimo. También puedes probar el baño de vapor, la piscina de agua fría y las demás instalaciones. Pero la verdad es que yo estaba tan relajada que no me hace falta nada más.

Eso sí, os dejo algunas fotos para que veáis lo espectacular que es el sitio:

Por último os recomiendo que os quedéis a comer en el restaurante mexicano del hotel y que disfrutéis de su playa casi privada. Es una maravilla ver la puesta de sol desde su snack bar y disfrutar del buen ambiente que tiene el hotel.

Un beso
Paola
@paolasaezdemontagut


Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


+ 3 = diez

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es


Subscríbete a los comentarios vía RSS